680 308 131 info@metalhome.es

En el artículo te puedes ver el paso a paso para limpiar un toldo muy sucio y descubriremos si es necesario desmontarlo.

Las razones por las cuales las personas le huyen a los toldos es justamente por evitar el proceso de limpieza una vez este ya esté muy sucio.

Y es que en su mayoría, se piensa que el toldo debe quitarse y desarmarse por completo para poder limpiarlo, haciendo que las personas lo piensen varias veces, por no tener tiempo de hacerlo.

En este sentido, es importante destacar que podemos hablar de una limpieza sin desmontarlo, conociendo que existen muchas formas de poder quitar la suciedad sin importar el lugar de ubicación del toldo y mucho menos el tamaño del mismo, pues otra de las razones por las cuales se piensa en la limpieza, es por si el toldo es grande ya que causa mayor dificultad, o si es blanco o de un color determinado ya que se macha mucho más, en fin, lo que se busca es hacer este proceso mucho más fácil.

¿Es necesario desmontar el toldo para limpiarlo?

Lo recomendable es que el toldo se despliegue para poder limpiarlo a la perfección, y esto debe hacerse en un lugar bastante amplio en donde el toldo pueda colocarse abierto por completo, permitiendo así que la persona que lo limpiará pueda trabajar de forma mucho más cómoda sobre el material o lona, retirando todas las impurezas que tenga por fuera el toldo, sin olvidar que también por dentro debe limpiarse.

Por otro lado, también es importante destacar que nos encontramos hablando de que para cualquier tipo de toldo, sea del material que sea, toldo de balcón, de terraza, de ventana, de lona, de palilleria, de plástico, corredizo, sea cual sea su diseño, la limpieza es sumamente importante, y si se puede desmontar para hacer una limpieza completa y eficiente, esta es la mejor opción.

Cómo-limpiar-un-toldo-muy-sucio-sin-desmontarlo

Cómo limpiar un toldo de tela o lona

Ahora bien, ya que hemos hablado de que es importante desplegar el toldo para limpiarlo, sea del material que sea, vamos a hacer énfasis sobre la manera en la que se debe limpiar un toldo de tela o de lona.

  1. Lo primero es mezclar detergente neutro con agua para poder quitar por completo la suciedad pegada al toldo y las manchas que se hayan formado.
  2. Luego de esto, se sumerge un trapo de algodón en la mezcla y se comienza a frotar en el toldo de exterior prestando atención a las partes más sucias.
  3. Otro método de limpieza es utilizando vaporeta para humedecer, lo que ocasiona una mejora en las zonas más sucias antes de frotar con el trapo, destacando que hablamos de que la humedad y la elevada temperatura ayudarán a despegar y eliminar la suciedad más incrustada.
  4. Para finalizar, se pasa un trapo humedecido solo con agua para eliminar los restos de suciedad y jabón, y se deja que se seque al aire libre antes de enrollarlo.

Cómo limpiar manchas de moho del toldo exterior

Por otro lado, también hemos de hablar de la limpieza de los toldos exteriores, esos que están ubicados en terrazas y balcones, y que por supuesto, reciben suciedad que debe ser removida para que este quede completamente limpio y como nuevo.

Los pasos a seguir para limpiar el toldo exterior son los siguientes:

  1. Mezclar agua con un quitagrasas o un producto de limpieza similar.
  2. Humedecer la superficie del toldo con la solución y cepillar hasta eliminar las manchas y restos de suciedad.
  3. Retirar el producto con agua a presión utilizando una manguera, o con un paño mojado solo en agua varias veces hasta eliminar todos los restos.
  4. Esperar a que se seque el toldo de exterior antes de recogerlo.

Pasos para retirar el moho o verdín del toldo:

  1. Humedecer por completo el toldo de lona o de plástico con agua caliente.
  2. Si las manchas no son recientes, se debe utilizar un producto quitagrasas para que sea más sencillo eliminarlas.
  3. Frotar con suavidad en las zonas a tratar para no dañar la tela del toldo.
  4. Aclarar bien toda la superficie con agua.
  5. Aplicar un producto antimoho apto para lona o plástico, según el material.
  6. Dejar actuar el producto el tiempo que indique el envase y volver a enjuagar con agua para retirar los posibles restos de suciedad.
  7. Dejar que se seque por completo antes de recogerlo.

Estos son los sencillos pasos a seguir para limpiar un toldo, prestando atención al hecho de que hablamos de un procedimiento que no es tan complicado, solo implica jabón, agua, y algún producto en específico para retirar el moho o verdín y las machas más difíciles.