680 308 131 info@metalhome.es

El artículo de vamos a ver cómo hacer un pasador o cerrojo casero a partir de dos tenedores, con algunas herramientas y un poco de ingenio.

Este pasador nos puede servir tanto si vamos de viaje como si necesitamos hacerlo en casa para usarlo en cualquier momento.

De hecho es muy recomendable hacerlo previamente para utilizarlo si vamos a ir de viaje y por si acaso en el lugar donde nos hospedamos no tiene un sistema demasiado seguro.

Esto nos permitirá a dormir de forma más segura ya que emplearemos nuestro sistema casero y fiable, atrancando la puerta.

A continuación vamos a ver qué es lo que vamos a necesitar para poder hacerlo con estos trucos de nuestros cerrajeros en Oliva 24 Horas.

¿Qué necesito para hacer un pasador casero con tenedores?

  • En primer lugar necesitaremos dos tenedores que tengan el mango plástico, de madera o bien directamente sean metálicos.
  • Un rotulador para marcar por donde hablaremos la punta del tenedor como veremos a continuación.
  • Necesitaremos también unas tenazas, pinzas de presión o bien un tornillo de mesa de trabajo para sujetar el tenedor y conseguir doblarlo.

En caso de poder elegir siempre será más sencillo hacerlo con el torno de mesa.

Otra de las cosas que necesitaremos es un martillo para ayudarnos a hacerle la escuadra a la punta, sobre todo si lo hacemos con unas tenazas convencionales.

Vamos a ver ahora los pasos que vamos a seguir

como-hacer-un-pestillo-casero-con-un-tenedor

Pasos para hacer nuestro cerrojo casero para la puerta

En primer lugar tenemos que tomar la medida del orificio donde se introduce el pistón / resbalón de la puerta para que quede cerrada.

Para ellos introducimos el tenedor dentro del orificio para tomar la medida de donde hacer la escuadra.

Emplearemos un rotulador para conocer la medida exacta por dónde se debe doblar el el tenedor.

El tenedor lo tenemos que colocar mirando hacia nosotros como muestra la imagen superior.

Sobre está línea tanto si lo hacemos mediante un torno de banco como con las pinzas de presión debemos sujetar enrasado donde se iniciará el angulo de 90º.

Es por aquí por donde doblaremos la punta del tenedor.

Si tomamos las tenazas de presión sobre la mesa y empezamos a doblar el tenedor.

Con el martillo nos ayudamos para realizar correctamente la escuadra.

A continuación el siguiente paso será desmontar el mango si es de plástico o de madera.

El objetivo de estos que nos queda una longitud adecuada en el caso de que sea un tenedor metálico deberemos cortarlo.

En el caso del segundo tenedor hacemos exactamente lo mismo.

Al introducir el segundo tenedor entre los espacios de las púas del primer tenedor conseguiremos hacer el pestillo.

Cómo funciona el sistema para atrancar la puerta

En este apartado vemos cuál es el funcionamiento del sistema casero que hemos creado.

Debemos introducir el tenedor doblado en el agujero de la puerta quedando la parte más larga sobresaliente al marco de la puerta.

El siguiente paso es cerrar la puerta quedando sobresaliente el tenedor que hemos entrado en el agujero.

El otro tenedor será el el que haga de pestillo para que la puerta no se pueda abrir una vez la hemos cruzado entre los espacios de las púas.

Para poder abrir la puerta debemos liberar el tenedor que hemos cruzado para que vuelva al estado normal.

Como ves es un sistema realmente sencillo para hacerlo en cualquier momento.

Eso sí, si tienes idea de viajar te recomendamos llevarlo siempre en la maleta por que es un utensilio para mejorar la seguridad de cualquier habitación en la que dormiremos.

Este sistema sin duda refuerza la seguridad de una puerta común.